PAGANA MODERNA

Yo nací de una borrasca cristiana

y hoy ando loca buscando a mi pagana

Una mujer que dicen, yace por ahí

en alguna fosa cerca de Madrid

Cristina Quijera, “Buscando a mi pagana”

Es una pena que esté de mudanza y que la mayoría de mis cosas estén en cajas, sino la cita introductoria hubiera sido el extracto de la carta de Pablo Picasso a Federico García Lorca, que inspiró el poema canción que escribí el año pasado. Puedes leerlo aquí.

Pablo contesta a Federico, tras recibir una carta suya en la que el granadino lamenta la situación que se está viviendo en la España pre franquista, cuando todo empezó a volverse gris oscuro… Le dice algo así cómo… “Tú lo que necesitas es encontrar tu paganismo, vente a París, cogeremos la cámara de fotos y nos iremos a recorrer la playas de sur de Francia”. Algo así es la invitación que quisiera haceros llegar, mujeres, ese el espíritu del taller SEGUNDA PRIMAVERA CUERPO Y AUTONOMÍA PARA LA MENOPAUSIA.

Yo me considero huérfana espiritual, nací en plena “borrasca cristiana”, finales de los años sesenta. Así todo tuve la suerte de nacer en una familia que decidió emigrar a esa capital a la que Pablo invitaba a Federico y de esta manera vivir experiencias algo más abiertas de las que se daban en España. Así todo el linaje marca a fuego vivo y apagar la llama es ardua tarea. Quiera o no quiera, yo nací de una borrasca cristiana.

Me costó “creer”. Creer era para mí creer en un Dios vengativo, que castigaba los pecados, al que le parecía mal requetemal que yo me tocara, que yo sintiera, que yo expresara felicidad. Yo había venido a vivir un mar de lágrimas y me tocaba esperar Salvación eterna. Ja… ¿Quién puede creerse esto? Yo no, pero mi linaje sí, y mientras no trabajé todo esto, mientras no hice parada para re buscar aquello que, por otro lado, se me aparecía inevitable, mientras no lo hice, viví enfadada. ¿Qué era eso de creer?

Soy una buscadora espiritual ecléctica que poco a poco va encontrando su lugar, una pagana moderna, podríamos llamarme.

Hoy creo, con certeza en una cosa: EL PODER DE LA INTENCIÓN. Hoy creo, sin duda, que siempre manifestamos aquello que intencionamos, y que esto es de primeras, puro pensamiento. El problema es que a veces no sabemos lo que pensamos….

Lo curioso de esta revelación para mi camino, es que se dio cuando después de manifestar todas aquellas cosas que pensaba que podrían pasar, me di cuenta que estaban pasando… Y lo que pensaba que podría pasar era “todo lo malo”, y todo esto se basaba en un pensamiento que encerraba en su raíz al gran enemigo de la manifestación divina: EL MIEDO mal vivido, reprimido y bloqueado…. ESTABA ASUSTADA, VIVÍA ASUSTADA. Y así fue como “todo lo malo” que yo pensaba se manifestó. Así descubrí yo el gran poder de la intención. Así fue el inicio de mi gran crisis, la que me trajo ante ustedes, ante este teclado que recorro tan a gusto, contando mi versión de las cosas, hoy, sin miedo, o sí, pero en su justa medida, ya no me atenaza.

Hoy agradezco este camino, el mío, con sus grandes sombras, porque gracias a ese tránsito, llegué hasta aquí, a quien soy hoy. Una mujer que me gusta cada día más.

Sí, soy pagana moderna, y hoy trabajo con los cuatro elementos, las seis direcciones, la quinta dimensión y otros enseres con los cuales voy adquiriendo confianza. Entiendo y asumo que no existe el tiempo lineal, y que lo que yo sane, sana a mi linaje femenino, el pasado, el presente y el futuro: siete generaciones hacia atrás, y siete de las que vendrán. Y esta certeza mantiene erre que erre mi intención clara: TRABAJAR Y EXPANDIR MI AMOR POR LO FEMENINO, entiéndase esto en toda su envergadura.

Así que sí, en el taller SEGUNDA PRIMAVERA, CUERPO Y AUTONOMÍA PARA LA MUJER MADURA, voy a hablarte de espiritualidad, de lo que he ido encontrando, de lo que me resuena, de las “arquetipas”, esas representaciones que también llamamos “Diosas”, y que para mí son imágenes inspiradoras del hecho de “ser mujer”, versiones a veces ocultas de nosotras mismas, que pueden ayudarnos a conectar con esa manera de ser que a veces reprimimos, por miedo en esencia, miedo a ser diferente, miedo al rechazo, miedo a la supuesta locura que algunos te nombran. Aprender de la historia y de la “vida” de estas mujeres/diosas/arquetipas llega a ser un “Aja” determinante a la hora de tomar decisiones sobre la vida propia.

Sí, quiero que te rías como Baubo, que ames cómo Ishtar, que te actives como Artemisa… que empieces a entender, a relativizar, a despertar a la Sabia que eres por derecho, que te atrevas a ocupar tu lugar, que nadie (ni tú misma) te saque de tu camino.

Sí, quiero que conectes con la Tierra, el Aire, el Fuego y el Agua; que invoques para ti estos elementos, que aprendas a equilibrarlos, que sepas cual es tu elemento BASE, sobre el que debes apoyarte.

Sí, quiero quiero transmitirte mi amor erótico por la lectura de mujeres que escribieron y escriben desde el hecho de nacer mujer. Parafraseando el título de Luisa Muraro, quiero recordarte ” LA INDECIBLE SUERTE DE NACER MUJER”

Sí, quiero que te sientas parte de esta tribu, las paganas modernas, las mujeres que saben que para ser completas, necesitan abrazar de primeras esa soledad que a veces sentimos cuando algo falta.

No estás enferma, no te pasa nada malo: estás en menopausia, estás en un momento de maravillosa transformación personal. Déjanos acompañarte...


Durante esta semana, sorteamos una plaza gratuita para este viaje. Pincha sobre la foto para PARTICIPAR.

PREGUNTAS FRECUENTES TALLER ONLINE

¿A QUIEN VA DIRIGIDO EL TALLER?

  • A mujeres que rondan los 40, sin síntomas, que quieren preparar su transición.
  • A mujeres que todavía sangran, que sin embargo, saben que llega la menopausia.
  • A mujeres que están en su menopausia.
  • A mujeres de más de 50, de más de 60 de más de 70, de más de 80, una vez que empezó la pausa, eres bienvenida si quieres darle una nueva vuelta a tu proceso.
  • A mujeres que trabajan con mujeres en menopausia.

ME HICIERON UNA HISTERECTOMÍA… ¿PUEDO?

Sí, rotundamente. He tenido ya varias experiencias con mujeres histerectomizadas y el trabajo de consciencia corporal que se ofrece es una herramienta muy válida para conectar con la energía sexual. Es además un círculo donde encontrar mujeres que ayuda a transitar este duelo. Poder ex-presar, sacar afuera las emociones que esto conlleva es sanador.

NUNCA HE HECHO UN TALLER ONLINE ¿SABRÉ HACERLO?

Claro que sí, no es tan complicado. Cuando compres tu plaza, recibirás primero nuestro asesoramiento para que todo esté listo el día del inicio. La única herramienta que quizás te resulte nueva es una aplicación gratuita llamada ZOOM, que podrás descargarte en tu ordenador o teléfono, con la cual podrás conectarte a las sesiones en directo. Si no puedes estar en directo, estas sesiones se graban y a disposición de todas las participantes. Por lo demás, el material de charlas, vídeos y pdfs lo recibirás en tu correo personal cada semana o será compartido en una carpeta de google drive con acceso. También contaremos con un grupo de whatsApp para el día a día.

NO SÉ SI SERÉ CAPAZ DE SEGUIR EL RITMO….

El ritmo del taller es semanal, es decir que las sesiones se entregan una vez a la semana con todo el material. A partir de ahí cada mujer decide si quiere asimilar semanalmente o dejarlo para más tarde. Si bien recomendamos asistir a las sesiones endiento lo más posible, entendemos que alguna semana no puedas o que decidas aplicarlo más tarde. Una vez lo tienes, ¡es tuyo!

Para cualquier duda, contacta

HABLEMOS DE MENOPAUSIA

Menopausia, Plenipausia, Retirada, Cambio, Pre, Post, Climaterio, Sofocos, Sexo y Deseo tras la Menopausia, Durante, Antes, a mí no me apetece, no tengo ganas, Caos mental, Caos hormonal, y cómo no, caos corporal, Cansancio, mucho Cansancio, y solo sé que no sé nada de Menopausia, ¿y ahora qué? Pérdida de orina, no puede ser tan pronto, Suelo Pélvico, toc-toc, ¿Quien es? ¿Útero, Vagina, Vulva, Vejiga? ¿Donde estuvisteis todo este tiempo?, mi madre, mi hija, mi linaje femenino, la relación con mi padre, mi niña interior, la Bella Durmiente, Heridas, cuantas Heridas, Cambios, muchos cambios, susto, pánico, consuelo, duelo, emoción, muchas emociones, demasiadas emociones, y mi cabeza que no para, y mi cuerpo que no tiene ganas. Cambios físicos, Artrosis articular, Atrofia Vaginal, Miomas, Sofocos, Arrugas, en la calle me llaman Señora, me siento vieja, así de repente. Creatividad, Represión del Deseo, Depresión, Crisis, Cuerpo cansado, Cuerpo agotado, Cuerpo patriarcalizado, Cuerpo dolido, Cuerpo cerrado, Cuerpo que pide a gritos, ¡Vamos!.

Revelación

¡Aja!

Climaterio

Acepto

Renacer, despacio, despacio, con tiempo, me doy tiempo, tengo tiempo, lo quiero, lo pido, lo exijo, a gritos, tiempo para mí, De Capulla a Kapulla, Aktivismo menopausiko, Huelga social, AutoCuidado, Recuperación de la expresión artística, del Canto, de la Danza, de la Pintura, del Bordado, de la Arcilla, de la Cocina, Divino Femenino, Diosas Olvidadas, Diosas nunca nombradas, Vuelta a la Tierra, al Mar, al Cielo, al Fuego, a la Risa y al Vínculo, Feminismo y más Feminismo, Mujeres, Muchas mujeres, Resignificación del Mundo, de mi mundo, del que quiero, divorcio, nido vacío, nido todavía lleno, Género, Transgénero, Sororidad generacional, Sororidad interracial, Bisexualidad,Pansexualidad, homosexualidad, lesbianismo, Heterosexualidad, Promiscuidad, Auto Placer…..hablemos, hablemos, hablemos de todo esto. Sanemos, sanemos, sanemos lo que podamos y sigamos, en manada menopáusica… Vamos.

Entiendo la pre menopausia como una llamada de “La Salvaje”, la menopausia su llegada y la post, su reinado. Entiendo también que es un camino arduo, y que, como en todo viaje iniciático, cada mujer se convierte en la heroína que ha de superar distintas pruebas. La más difícil: pensarse y hacerse autónoma.

“SEGUNDA PRIMAVERA, CUERPO Y AUTONOMÍA PARA LA MUJER MADURA” es un taller de formación de 12 semanas que te ofrece herramientas para emprender el viaje hacia tu heroína. Durante las doce semanas de recorrido conjunto, te ayudaremos a resignificar, a incorporar, a reflexionar, te ofreceremos prácticas basadas en distintas tradiciones corporales que te ayudarán a SENTIR, de primeras SENTIR, que no es poco en este mundo. Y de ahí a encontrarte con tu PLACER, el tuyo, no el que nadie te quiera vender: ¿Cual es tu sentido del Placer, del erotismo? ¿Qué es bienestar para ti? También queremos revolverte, eso pretendemos, sacarte de tu zona de confort, sacarte de tu niña herida, que te atrevas a hacerte cargo. Darte confianza, darte apoyo, o mejor dicho, enseñarte a SENTIR APOYO EN TU CUERPO, EN TU MENTE, para que te sientas estratega de tu propia vida, diseñadora de tu realidad, a tu medida, sin presión, quitemos siempre la presión, sin modelos, pero con inspiraciones.

Déjate seducir por la idea de ser parte de este viaje de 12 semanas, sube a bordo e la nave que parte el próximo 7 de Marzo.

MIRA LOS CONTENIDOS TRANQUILAMENTE Y RESERVA TU PLAZA PINCHANDO EN EL BANNER ABAJO

NON STOP JOLASA

Esta es la escena:

    Una familia de cuatro adultos y dos criaturas de unos 13 y 4 años llegan al espacio preparado de NON STOP JOLASA.

La niña pequeña coge a su madre de la mano y empieza a recorrer la sala grande. A mí me pregunta si hay columpios, y le contesto que tenemos lo que ve, más lo que le voy a enseñar ahora si ella quiere. Nos dirigimos a la “Salaraña”, el nombre con el que he bautizado para mis adentros la sala donde el primer día que sólo vino una chica y no teníamos que acompañar mucho, me dediqué a unir con una bobina de hilo tela elástico rojo, las distintas alcayatas que me iba encontrando en las paredes. Me entregué de lleno a la maravillosa misión de buscar en la pared la mejor opción para el siguiente enlace, y así de a poco, fui dibujando lo que en mi cabeza se va asemejando a una telaraña gigante. Mientras estaba en ello, divaguésobre el hecho de que, quizás, asociar una telaraña con el color rojo tiene una clara referencia a Spider Man. Reflexioné sobre mi ecléctica y cada vez más sincrética mente. Acabé por pensar que me gusta haber vividas varias vidas y haber guardado un poco de cada una.

    La niña se enamora enseguida de la colección de máscaras (hay algunas preciosas, tipos venecianas) y es ahí cuando la madre que sostiene su pequeña mano se vuelve necesaria para que le ayude a hacer el nudito en la coronilla. La mujer atenta, en un gesto grácil realiza su tarea. Acto seguido la niña desaparece a por otro material, esta vez se interesa por los miles retales de telas de colores. “Mamá hazme un vestido con esta”, y mamá que se ha colocado una máscara también, se dirige sin prisa hacia la pequeña, que ya ha visto otro trozo que parece interesarle más.

    Mientras dura esta escena, afuera, los otros tres adultos se han quitado los abrigos y se han sentado a hablar entre ellos. Al rato la mujer mayor se levanta y se dirige hacia el espacio preparado en una actitud claramente observadora. Recorre los diversos rincones de la sala grande donde unos niños ayer colocaron una enorme red y por donde moran algunas construcciones o diseños a los que alguna persona se entregó ayer y después dejó allí, desapegándose totalmente del resultado.

    Los otros dos adultos que quedaron sentados se levantan y trazan prácticamente el mismo recorrido que la señora, como si siguieran una estela. Al poco, uno de ellos se para ante la mesa de los materiales, toca los diferentes papeles, cartones, mira el bote con las tijeras y el pegamento. Luego ve los rotuladores y el papel y se sienta a dibujar. Yo ya me voy hacia la salaraña. El otro hombre sigue mirando, camina.

    Y luego están las personas que llegaron y se fueron sin mirar al espacio de juego hacia el rastro de ropa. Cayeron cómo yo el segundo día, y se han puesto el velo de “yo necesito” y se entregan a jugar al consumismo compulsivo. Sin realmente necesitar, acabamos todas con al menos siete prendas en la mano para llevarnos a casa. Es gratis y eso provoca.

    Cuando entro en la salarña, la mujer madre se ha construido un refugio con largas telas que cuelgan de la Red. Será por mi poder de relacionar varios elementos en conjunto y obtener una imagen que me guste a mí, pero yo veo una mujer en una tienda roja… Ella está dentro y ha cogido una bobina de tela hilo elástico. Teje con los dedos. Un poco más allá la mujer mayor se ha sentado delante de la pizarra gigante y está haciendo un dibujo. Se la siente absorta..La niña corre de aquí para allá. Entra el hombre que miraba y caminaba y empieza a apilar trozos de maderas de distintos tamaños y formas.

El sonido es un amalgama armonioso compuesto por las palabras de la niña, el sonido de la tiza rozando la pizarra, los ruidos de las maderitas al caerse al suelo y un fondo musical de canciones que suenan bajitas y que por momentos me invitan a cantar con ellas.
undefined   

Luego llegan unos niños con muchas ganas de mover su cuerpo y empiezan a encaramarse a la red, luego meten también unas cajas, luego las sacan, luego las meten. Sus voces, expresiones de la alegría que trae la superación física se han colado y el espacio sonoro ha cambiado, parece más lleno…

    Así transcurre una tarde de la propuesta NONSTOP JOLASA.


  El proyecto de Peru C. Saban (KUID), en el que participo por segundo año se llama NON STOP JOLASA, que en euskera es algo así como “que no pare el juego”. No es una alternativa al PIN, y a la vez lo es, pero no, va más allá, porqué lo que pone sobre la mesa del debate social es ¿Qué pasa con el juego en esta sociedad? ¿Dónde quedó en el mundo de les adultes? ¿Cómo invitamos a jugar a nuestras criaturas? Y no, no es un PIN porque no es un parque infantil, y menos navideño. Su punto de partida es ofrecer un espacio sin juicio y sin edad para el juego libre, no reglado, no dirigido si no es por la propia voluntad de las personas actuantes. Es defender la decisión de jugar desde la sencillez de los materiales que ponemos a disposición de les visitantes.


    Tú, persona adulta, que también soy yo, si pasas por acá, te va a pasar esto seguro: te vas a frenar. Y sin embargo, te vas a dar cuenta que estás en un espacio en el que el único freno lo estás poniendo tú. Cuando veas que nadie te dirige el juego, que nadie te dice cómo, cuando y hacia donde, entonces vas a empezar a mirar y al final, si te dejas ser, algo te va a atrapar, lo más absurdo para tu cerrada cabeza adulta: lo mismo te pones cómo loca a hacer churros con la plastilina. Y te encanta, y te pasas una hora, pilladísima. O quizás sea otra cosa, es sólo un ejemplo, una imagen que quiero traerte.

    NON STOP JOLASA es un proyecto que conecta a les adultes de primeras a un sentimiento melancólico, a veces vergonzoso, siempre reticente de primeras, por volver a sentir desde aquella infancia mágica, en la que una caja de cartón era diversión para toda la tarde. 

    Soy observadora y acompaño  estas aparentemente nimiedades, que no tienen ni leds brillantes, ni pantallas, ni estructura alguna, pues esa es la apuesta: el juego no estructurado, el juego que nace y muere en el mismo segundo a veces y otras dura y dura, sin ser por ello ni mejor, ni peor, simplemente es Juego. Ver cómo por un segundo o por una hora alguien se conecta con su infancia mágica, o cómo a esa mujer le brillan los ojos mientras me pide más tiza para acabar su dibujo. Ser observadora de todo esto me saca la más profunda de mis sonrisas, me llena la mirada que en la calle se me quema estos días, ante los desfiles de consumo navideño que están ocurriendo aquí y ahora en esta parte del mundo, supuestamente civilizado. 

Jugar es conectar con la parte que se durmió, o mejor dicho se anestesió. . Porque, hace algún tiempo, lejano, se cansó de llorar y se acostumbró al dolor y se resignó a ser adulto sin llegar a entender que ser adulto no tenía nada que ver con dejar de jugar. Ese fue el error: dejar de jugar a inventarse las reglas y acoger todas las que llegan de fuera. Así crecimos la mayoría de nosotres.

Adultez eso no es, eso es estado de sumisión. A veces inconsciente a veces consciente. La segunda duele, pero tiene cura.

Por eso NON STOP JOLASA se me aparece cómo algo más que montar un PIN alternativo. NON STOP JOLASA te invita a la reflexión… Siempre que te apetezca, claro.

NON STOP JOLASA, 24 HORAS DE JUEGO LIBRE EN LA KARMELA DE SANTUTXU. SERÁ UN PLACER ACOMPAÑARTE UN RATO Y CORTAR EL CELO A TU MEDIDA SI ASÍ LO QUIERES.

DESDE EL SÁBADO 28 A LAS 12.00 HASTA LAS 12. 00 DEL Domingo. 24 horas para jugar.

Mas info en fb, https://facebook.com/events/s/juego-non-stop-jolasa-santutxu/481440919133243/?ti=cl

El Ejercicio del Ciervo, Reedición especial

Escribí “El Ejercicio del Ciervo” con idea de presentarlo a un concurso de relatos eróticos. Tenía apenas un mes y me pareció divertido enfrascarme en un relato que me pusiera “jugosa”

Partí de textos ya escritos que tuve que revisar debido a que el concurso en cuestión tenía un límites de palabras o líneas, no lo recuerdo ahora, lo que sí recuerdo es que fue un “ejercicio” (de ahí el título): tener que limitarme a mí misma la incesante verborrea del momento aquel:pre climaterio, cuantas ideas, cuantos recuerdos, cuanta actividad mental…Diosa….Sigue leyendo “El Ejercicio del Ciervo, Reedición especial”

Mi niña interior está feliz y atendida: yo me ocupo

“Cuando el niño era niño,

andaba con los brazos colgando,

quería que el arroyo fuera un río,salta

que el río fuera un torrente,

y este charco el mar.

Cuando el niño era niño,

no sabía que era niño,

para él todo estaba animado,

y todas las almas eran una.

….”

 Peter Handke

Aquí puedes leer el poema entero

 

 

 

 

Caroline Myss, una mujer medicina intuitiva de 76 años que aparenta 15 menos, dedica su vida a ayudar a otr@s. Es una vieja agitadora. Quiere despertarnos a todes de lo que ella llama el arquetipo colectivo “Drama eterno”. Me encanta, me sumo.

Descubro con ella el gran mundo de los arquetipos, esas facetas, maneras de estar en el mundo que les humanes venimos repitiendo más o menos eternamente desde que somos especie…

Los seres humanos llevamos impresos cuatro arquetipos comunes en todes, y ocho más que vamos a tener que rescatar de entre los cientos, miles posibles,  y trabajar para nuestra trascendencia como ser adulto autónomo, para saber quienes somos, si es que te interesa saberlo, si es que te interesa crecer…

Estos cuatro arquetipos “Raíz”son

          el niño o niña

           la prostituta (si,si…)

           el saboteador o saboteadora

            la víctima.

 

Todos estos arquetipos tienen una cara llamada luz, que nos lleva a trabajar trascendencia o crecimiento.  La sombra sería pues la negación a crecer y/o a aceptar al adulto que somos, hoy. Estos cuatro arquetipos comunes son a los que debemos de primeras prestar atención si nos queremos adentrar en este camino.

 

 

LA NIÑA/NIÑO INTERIOR

En el caso de este arquetipo que nos lleva a sumergirnos un rato largo en nuestra propia infancia, existen siete sub arquetipos: Herida, Orfandad, Divinidad, Eternidad, Magia, Dependencia y el conectado con la Naturaleza. Cada cual con su luz y su sombra.

Me apetece detenerme un rato en este arquetipo porque mi Kapulla ha tenido una revelación y necesita compartirla. Demasiadas terapias entorno a la niña interior, terapias dirigidas a mujeres en especial, que demasiadas veces parten desde una premisa que personalmente no comparto porque la siento “desempoderadora”, y es que las mujeres somos “universalmente” niñas heridas o abandonadas. Y una termina por creérselo, aunque no haya sido así.

Cuento desde mi experiencia personal, ya que fui una de ellas: fui, durante un rato largo adulta infantilizada. Herida, huérfana, y por consiguiente, me sentía víctima. Y a veces así me sigo sintiendo si me abandono a la heridología, esa tendencia, a seguir quitando la costra de dicha herida para que vuelva a sangrar, aunque sea un poquito… una lucha que siento hoy necesaria: no abandonarnos a la herida, no sentir esto como algo “normal”.

No digo por ello que no haya que abrir la puerta y mirar esas heridas o esa sensación de orfandad y de dependencia que más o menos todes sentimos o hemos sentido alguna vez. De hecho creo que es crucial acoger esos dolores infantiles que a veces se apoyan en nimiedades. Pero sí animo si vas a trabajar con tu niña interior que rescates esas otras partes de la infancia que pueden ayudarte a conectar con elementos positivos dentro de tu psique, despertando otras memorias y recuerdos.

El arquetipo de la niña o niño nos invita a trabajar nuestra relación dinámica (siempre se mueve) entre dependencia y responsabilidad. Nos invita a reconocer la diferencia entre relacionarnos co o inter dependientes les unes de les otres. Nos invita a crecer.

 

RESILIENCIA VERSUS HERIDOLOGIA

Algunas personas han tenido heridas realmente graves: violencia ejercida sobre su cuerpo a través del abuso sexual, o a través de golpes o del lenguaje, heridas hechas en la mayoría de los casos por personas amadas y creando así un corto circuito neuronal que envía el mensaje que amar o ser amada está vinculado al dolor. Ese es un circuito a veces muy difícil de deshacer, ya que también es todavía una poderosa creencia colectiva,con lo cual mucho más difícil de cambiar….pero no imposible.

Una gran parte de las personas con niveles de abusos muy graves que han trabajado estas heridas son hoy adultos responsables de su vida, que si bien llevan la herida, esta es hoy una cicatriz sana que les recuerda su capacidad de resiliencia, de perdón, de soltar, de servir a otres que pasan por algo similar, haciendo de su herida una experiencia positiva que puede ayudar. Son los mejores terapeutas, porque conocen en carne viva el horror y han sabido transitarlo.

 

Y luego está la niña instalada en la heridología, la niña eterna (y niños)  en una cuerpo de 20,30,40,50,60…., que por alguna razón se niega a crecer, prefiere seguir en su herida y la utiliza con gracia… ¿La conoces? Yo sí.

Muchas de nosotres somos adultes co dependientes, es decir adictes: y por ello nos permitimos entablar relaciones de poder dominador en el que nosotres a veces somos la víctima y a veces la parte abusadora. Digo “permitimos” porque es NUESTRA DECISIÓN, no hay ni dios padre en el cielo ni nada que no nos permita tomar una decisión. No a nosotras, blancas, europeas, clase media alta, con estudios medios como poco.

El arquetipo que es atraído y siente atracción por les niñes herides es el arquetipo de salvador(a). Nos puede “salvar” un hombre, una mujer, una sustancia, comprar compulsivamente, entrar en terapia y salir, y buscar otra y no terminar, y así seguir sin ir a la raíz… Esa relación nos lleva al pozo. Normalmente un salvador(A) que entra en una relación con un(A) niñe herida es a su vez una herida camuflada… Hay muchas personas salvadoras que no han resuelto las heridas de la niñez y eso es un peligro con patas…

 

El arquetipo de la niña o niño, cuando está trabajado y maduro es aquella parte de nosotres inocente, de corazón liviano, que se maravilla y sueña, confiando en el pulso de sus sueños. Una parte que nos ayuda a mantener contacto con el sentido del placer, del juego en nuestras vidas, equilibrado con la inevitable seriedad de nuestras responsabilidades como adultos. Una persona conectada con su niña interior es deliciosa, contagia su entusiasmo, y brinda su mejor versión hacia les demás, sin olvidarse a sí-misma.

            Si algo tiene la niñez es su capacidad de resiliencia, y es también su capacidad de imaginar o de conectar, en medio de la tormenta, con otros paisajes, otras energías, cuando las circundantes son demasiado densas.

 

El crecimiento de la niñez adulta nos pide dedicación, decisiones, y por supuesto pedir y encontrar ayuda.

 

Ahí está nuestro trabajo en el plano del crecimiento personal, conectar y no soltar nunca más a esas niñas o niños que fueron capaces de sobrevivir a través de la resiliencia, a través de la firme decisión de trascender la herida y el abandono: el camino del Amor, propio de primeras, hacia afuera después.

 

¿Por qué mantener ese anclaje hacia la herida?…¿Porqué no te das el permiso para ser, estar, pensar, emocionarte desde otros lugares? ¿De verdad que sigues pensando que este mundo es sufrimiento? ¿No? Pues vamos a ello entonces, nos necesitamos individualmente reconciliades con nuestra infancia. Y determinadas en nuestra adultez. Dejar de ver a nuestra adulta como un ser serio, aburrido, y empezar a trabajar por quien quieres ser en la vida.

Insisto en despertar de esa herida colectiva, tan profundamente arraigada como imagen de nosotres mismes. No hay más patriarcal y por consiguiente obsoleto que aceptar y asumir roles de víctimas.

Insisto en la necesidad de cambiar el Cuento Colectivo.

Insisto en la necesidad de Crecer, socialmente.

Insito en educar y re educarnos en el Paradigma de la Sociedad del Placer.

Insisto en construir desde el Amor.

Repite conmigo:

 

Nacemos para el Placer y para el Gozo.

Cuanto más placer doy y recibo, mejor me siento.

El placer no tiene precio, es gratis e infinito.

Mi niña/niño interior está feliz y atendid@: yo me ocupo.

Por cierto….yo no votaré

 

 

 

 

 

A mis hijas cósmicas

Para Nathaly, brisa suave que emprendió su propio vuelo…

cof
Fotografía: Marcela Castro

Aparece de nuevo esta foto, tras abrir una caja que seguía cerrada desde nuestra última mudanza, casi seis meses atrás… ya..

Aparece de nuevo esta foto que pedí a Marcela Castro, hermana de la Vida, hermosa mía… En aquel entonces necesitaba con urgencia hacer un acto psicomágico al estilo jodorowskiano. Corría el año 2016. Era la época en la que me había enfrascado en mi estudio auto didáctico, ecléctico y caótico entorno a las principales diosas del Sagrado Femenino, aquellas que existían en el imaginario colectivo antes de que el Pater Nuestro hubiera invadido a todas las religiones, salpicando sus sagradas escrituras de leyes absurdas entorno a la vida humana; lo que en los borrascas cristianas que todavía somos por estos lares se traduce en que nos siguen vendiendo como rosquillas el famoso best seller: “Transfome su Vida en un auténtico Calvario” y cómo subtítulo: Aprende y disfruta de cómo vas forjando tu propio sufrimiento.

Para que alguien se crea tu historia, tiene que ver que la llevas incorporada, en el cuerpo, en la acción, que eres lo que dices ser y pensar.

Esa famosa idea de sobrecito de azúcar que tantas veces nos ha hecho reflexionar, la mirada perdida en el horizonte: ” Pienso lo que digo, digo lo que siento, siento lo que pienso”. Es decir crear la perfecta espiral… Y así, tomando tu cafecito con la mirada perdida, te olvidas del verbo actuar, te invade la melancolía ciertos días, la ira otros, la profunda tristeza que vivida aisladamente se transforma en el inicio de una posible depresión.

He ahí donde yo me encontraba hace algunos años, mi yegua salvaje había perdido a su fiel compañera (a mi misma) y vagaba, a veces desbocada, a veces sin rumbo, en círculos erraba, comía mal y bebía poco. Fiel a mí, sin embargo, aquel animal nunca me abandonó, y aquí sigue, corriendo hoy por lindas praderas. Precioso espíritu, gracias…… Fue una época en la que la famosa “Ley de la Atracción” había funcionado a la perfección para mí: atraje exactamente lo que deseaba, lo que pensaba, lo que sentía: atraje carencia, malestar, depresión, vamos, que la ley funcionó de maravilla.

innana 2

 

Conocer a Ishtar, esa diosa que en algunas representaciones se agarra los pechos fue un flechazo para mi subconsciente: la reconocí como propia enseguida. Sí, la imagen de esa figura de mujer tenía algo que quería trabajar. De primeras, su estar corporal me cautivó. Así que empecé por copiar la imagen, y desde ahí profundicé más y más en quien era Ishtar.

El empezar por simplemente agarrarme los pechos, levantarlos, sentir su peso, su suavidad, me sorprendió por su poder de transformación instantánea. Un simple hecho que yo podía colocar en mi día a día sin grandes esfuerzos me llenaba en cuestión de segundos de ondas placenteras que circulaban arriba abajo y me activaban para la vida.

Mira tu la Ishtar, qué lista.

Fue la época en la que descubrí, que aún siendo una mujer que había disfrutado mucho en la vida, había olvidado por completo el auto cuidado y más específicamente el auto placer, lo que yo antes nombraba como masturbarme. Auto placer me gusta hoy mucho más para describir lo que acontece en las sesiones privadas a las que me entrego alguna noche de luna creciente…

Fue un tiempo oscuro, con cagadas supremas y grandes aciertos, con muchas horas de soledad que buscaba sin saber bien lo que quería, más allá de desear estar a solas conmigo, conocerme, saber quien era yo.

El mayor acierto fue hacer un pacto conmigo: aguantaría durante un tiempo ponerme como tarea una acción sostenida y así corregirme cada pensamiento negativo que se colara. No me pedí más y fue ardua labor, diosa… Estaba muy contaminada. Me dí cuenta que si tuviera que conversar con aquella a la que ahora escuchaba con atención, me iría lo antes posible. Triste, sí.

Lo que fue llegando a veces de golpe, a veces más lento, a través de este inicio fue por voluntad propia, ya no era forzado: quise hacer yoga todos los días, quise meditar, quise después empezar a comer mejor, quise atender más y más facetas olvidadas que hoy me mantienen felizmente ocupada. Fui así rehabitándome y logré sacarme del abismo.

Hoy mi vida vibra abundante, sin ser perfecta, cosa que ya no me preocupa, no es mi meta, soy feliz a mi manera, estoy aquí y ahora donde quiero estar.

Mi actual caminar me sitúa cerca de mujeres mucho más jóvenes que yo, les llamo “hijas cósmicas”. Las adoro, me siento vibrar en sus ojos ávidos, en sus risas espontáneas, en su ansia por comerse la Vida, hay una parte de mí que sigue vibrando ahí, creo que por eso nos atraemos. Muchas veces aparecía en mí la necesidad de enviarles un mensaje cuando reconocía en ellas a esa que yo me empeñé en ser durante años. Las quería salvar, las quería ayudar, guiar. Si bien sé hoy que han de recorrer su propio camino y que no todas resonarán conmigo. Y eso está bien. Me quité la carga de Madre Paternalista, ufff, bien por mí, por mi hija biológica y por todas aquellas que están cerca.

Sin embargo, me queda siempre este mensaje cada vez más sencillo, hija mía: es esencial romper con esa idea de orfandad que nos acompaña a muchas mujeres, hubo muchas mujeres antes que nosotras que sintieron y accionaron cómo nosotras, y a través de ellas es posible encontrar llaves ya inventadas, no tienes que partir de cero. Así que busquemos siempre a alguna mujer que pasó antes que nosotras y sigámosla en lo momentos oscuros. Yo en esa época elegí a Ishtar, y a través de esa arquetipa, mujeres que me la recordaban, de hecho iban apareciendo, sin más.

Baubogrande.jpg

Hoy me inspiro en Baubo, la diosa de la risa sagrada, la que enseña la vulva cuando todo va mal.

Sólo, eso, recuerda que no estás sola, recuerda que eres parte.

 

 

 

Asprender

Hace unos meses mi hijo fue diagnosticado bajo el síndrome de Asperger.

El diagnóstico se hizo a petición suya, estaba harto de sentirse diferente, de no pillar a la gente, nunca tuvo muchos problemas de relación con l@s adult@s, pero sí con sus iguales.

Este hecho nos hizo tomar decisiones urgentes o quizás demasiado tiempo aplazadas: la de optar por el espacio que concuerda con nuestra forma de entender y de apoyar a nuestro hijo en su aprendizaje y autonomía. No es nuestro hijo el enfermo, es el sistema educativo convencional y urge que las personas que optamos por acompañar a criaturas tomemos medidas que concuerden con nuestro corazón. Así es que estamos hoy, en Orba, un pequeño pueblo de Alicante donde se ubica unos de los más grandes hitos educativos de nuestro territorio, Ojo de Agua. Os invito a conocerlo.

Personalmente ha sido también añadir una nueva lucha: por un lado la personal, la mía, desde la madre que soy, de dos criaturas bien distintas. Tratar de entender, acompañar y sostener un síndrome de Asperger desde lo familiar sin que ello nos absorba, nos eclipse, relatar de primeras desde nuestra historia familiar, con todas sus asperezas, para dar luz a las sombras, para animar a otras familias, para quitarnos las cargas y la puñetera culpa que siempre se cuela, al menos a mí…Para crear conciencia, empezando por la mía propia, y aceptar cómo válidas, como reales, como necesarias, como positivas, como otra posibilidad, la neuro diversidad, que también urge trabajar socialmente, además de las otras posibilidades de ser una misma sin sexo, sin clase, sin raza que determine escalas de poder.

La otra parte de mi lucha es hacer todo lo posible para sentir el apoyo colectivo. Porque sola se puede, sí, pero a duras penas, y sin embargo cualquier sueño se transforma en posibilidad cuando nos sostenemos entre mucha gente, el peso se comparte y eso facilita seguir.

Si quieres saber más sobre esta aventura que podría ser triste y gris y sin embargo es pura alegría y nuevo motor, te invito a visitar mi nuevo blog, ASPRENDER, un relato personal de nuestro caminar, espero que te guste y que la compartas con aquellas personas que conozcas en una situación similar. Gracias por estar…, gracias por leer.

 

” LAS RAZONES MÁS FÁCILES DE ENTENDER SON LAS QUE NO TIENEN EXPLICACIÓN LÓGICA”

Martín, 14 años, 9 de la mañana de un día de Enero, caminando hacia Ojo de Agua

 

VISITA ASPRENDER

 

A %d blogueros les gusta esto: