Leer a Agustín García Calvo, escuchar a Betty Carter

… «Pues de ese lado, por vuestra falta de definición, por vuestra vida desconocida por los hombres, sois vosotras las indicadas para lanzaros contra los muros y las rejas que constituyen el Estado. ¡Destruid vosotras la construcción del Orden real y mentiroso en el que el Padre de todos quiere encerrarnos para siempre. ¡Liberad vosotras las olas y corrientes de la vida desconocida!

A vosotras, Hermanas, apelamos contra el Estado pues no podéis olvidar lo que en vuestra maravillosa sabiduría que no sabe, seguís sin duda recordando: que el estado se fundó contra vosotras en el origen de los tiempos; que el miedo de vuestro amor desordenado fue el cimiento y el comienzo de este Orden de los Padres y los Patrias; que contra vuestro amor comenzó la Historia de los Hombres, y que cada paso en el perfeccionamiento del Sistema se ha venido dando para definición y muerte de vuestra vida desconocida, hasta el establecimiento del estado, en que la asimilación definitiva de la Mujer al Hombre amenaza con cumplirse»…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.